Por sorprendente que parezca es la opinión de la mayoría de los primeros ejecutivos de grandes empresas, a nivel mundial, según la encuesta GLOBAL CEO OUTLOOK 2016 DE KPMG, recientemente presentados.

Nos interesan dos versiones del estudio, los resultados a nivel internacional y su comparación con los resultados en España. Esta entrada va referida a los resultados globales y, próximamente, haré referencia, por su interés, a la comparación con las opiniones de los CEOs españoles.

ceoLa encuesta se ha realizado a 1.268 primeros ejecutivos de 10 países: Australia, China, Francia, Alemania, India, Italia, Japón, España, Reino Unido y los EE.UU. Adicionalmente se han consultado otros 18 países. Los ejecutivos representan a sectores como automoción, banca, infraestructura, seguros, gestión de inversiones, ciencias de la salud, fabricación, venta al por menor, tecnología, energía, servicios públicos y telecomunicaciones.
Estas son las principales conclusiones:
Cambio crítico. El 72% de los primeros ejecutivos piensan que la transformación de sus empresas en los próximos 3 años va a ser más profunda que la experimentada en los últimos 50 años.
El 41% de los CEOs (un 12% más que hace un año) creen que su empresa se transformará de manera significativa en los próximos 3 años.ppal_1
Confianza. El 89% de los CEOs confían en tener éxito en el proceso de transformación de su empresa, basados en la evolución de la economía mundial, la de su país y las empresas.
Riesgo digital. El 30% de los altos directivos creen que el mayor riesgo al que se enfrentan es la ciberseguridad. La mayoría no se siente totalmente preparado para afrontarlo.
Innovación. El 21% de los CEOs sitúan entre sus prioridades estratégicas para los próximos 3 años el fomento de la innovación.
graficoDisrupción. La mayoría de los ejecutivos creen que las estructuras tradicionales de relación entre empresas se están difuminando hacia nuevos escenarios.
Un 65% se preocupa por la irrupción de nuevos operadores que afectan a los actuales modelos de negocio. Un 53% piensa que no están cambiando suficientemente el modelo de negocio de su empresa.
Tecnología. La velocidad del cambio será exponencial, con el motor de la tecnología. Al 77% les preocupa que sus organizaciones dispongan de la última tecnología. El tratamiento y análisis de los grandes datos supondrá la mayor inversión durante los próximos 3 años.
Colaboración. El 58 % de los ejecutivos piensa que el factor determinante del desarrollo de sus empresas, en los próximos 3 años, será el incremento de la colaboración empresarial, mediante la asociación o acuerdos de colaboración.
ppal_2Enfoque al cliente. Al 88% les preocupa el mantenimiento de sus clientes. Al 82% les preocupa que sus productos o servicios sigan aportando valor dentro de 3 años. Casi la mitad creen que podrían mejorar las relaciones con sus clientes utilizando la tecnología y que podrían aprovechar mejor las redes sociales.
El desarrollo de talento. A pesar de la importancia de los cambios tecnológicos, el 99% de los altos ejecutivos priorizan la adopción de medidas para desarrollar el talento de las plantillas y de las incorporaciones. La mayoría observan una brecha de habilidades en sus platillas respecto a la utilización de las tecnologías emergentes, con lagunas en las funciones clave del negocio.

wef

 

En definitiva, el resultado de la encuesta corrobora algo que venimos comentando. Las estructuras de los mercados, los modelos de negocio y las empresas están inmersos en un proceso de cambio constante impulsado por el desarrollo tecnológico; la cuarta revolución industrial. Nos enfrentamos a nuevos paradigmas cambiantes donde es preciso desarrollar nuevas habilidades, bajo una premisa: ya no iremos cerrando etapas, no habrá estadios sin cambios y los directivos tenemos que asimilar esta premisa para no frustrarnos. Perdemos las referencias. 

El peligro está en no incorporarse a los procesos de cambio. Desde la consultoría les podemos ayudar. Como resume la presentación del estudio las empresas tienen que reaccionar, el reto es “ahora o, posiblemente, nunca”.